No es lo mismo: celiaquía y alergia al gluten

Alergia al gluten

La celiaquía se define como una intolerancia al gluten y se manifiesta a través del sistema digestivo, concretamente a nivel del intestino delgado, dificultando al organismo su misión de digerir la mayor parte de los nutrientes.

Con el correcto tratamiento, no supone ningún tipo de inconveniente para la población que la padece, cuya prevalencia se estima en torno al 1% de la población mundial. Tiene un fuerte componente genético además de acompañar de por vida a aquellos que la padecen. Además del gluten, la ausencia de lactancia materna, infecciones de intestino y el estrés digestivo son considerados factores de riesgo.

¿Y qué es el gluten?

Se le denomina gluten a la fracción proteica presente en la mayoría de los cereales (trigo, centeno, cebada, espelta, triticale, etc). La gliadina es la fracción proteica del trigo, y al ser éste el cereal de mayor consumo, comúnmente se la asocia como la responsable de la enfermedad celíaca.

Alergia al Gluten

Debido a las propiedades de elasticidad y viscosidad de estas proteínas, son ampliamente utilizadas por la industria alimentaria. De ahí la importancia del correcto etiquetado e información al consumidor. Se estima que en torno al 80% de los productos procesados pueden contener gluten.

Entonces…¿Es lo mismo la alergia que la intolerancia al gluten?

A día de hoy existen diferentes patologías asociadas a su ingesta:

  • Celiaquía, donde se produce un daño en el intestino delgado, dando lugar a síntomas no tan inmediatos y teniendo como resultado una deficiencia permanente en la absorción de nutrientes.
  • En el caso de la alergia el número de casos es muy inferior. El organismo activa una respuesta inmediata tras su consumo, dando lugar a la aparición de síntomas no digestivos como son urticaria, edema, dificultades respiratorias, etc.
  • Por último, la sensibilidad al gluten es una enfermedad de reciente estudio y que está estrechamente relacionada con la enfermedad celíaca. Aquellos que la padecen no son diagnosticados ni como alérgicos ni como intolerantes ya que las pruebas para ambas enfermedades son negativas. Los síntomas pueden ser digestivos y/o extradigestivos lo que hace más difícil detectarla. Lo que está demostrado es que el consumo de gluten es perjudicial para la salud de aquellos que padecen dicha sensibilidad, produciéndose una mejoría cuando el gluten es eliminado de la dieta.

¿Y cuál es el tratamiento más eficaz?

El único tratamiento eficaz es una dieta estricta sin gluten, y ésta debe seguirse durante toda la vida

¿Cúal es el papel de la industria alimentaria?

La industria se está poniendo las pilas para la comercialización de productos «sin gluten», aunque según el informe de la FACE 2015, una familia con un celíaco tiene un gasto 1.468,72 € superior en la cesta de la compra anual.

A pesar de que estos productos son seguros para las personas celíacas, las pequeñas cantidades que contienen e ingeridas a través de su consumo habitual pueden causar daños en el organismo.

Por ello, la dieta de una persona celíaca, debe estar basada en su mayoría en productos no procesados, que garanticen la ausencia completa de gluten.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

1 Comentario

  • Sin gluten ¿Es realmente la compra más cara?

    […] No es lo mismo: celiaquía y alergia al gluten […]

  • Dejar comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies