El cuento de la Homeopatía

Algo más sobre homeopatía

Érase una vez… la venta de un preparado beneficioso para nuestra salud, hoy llamado Homeopatía.

Con una historia bien estructurada (científico del siglo XVII), una metodología cuidada, unos beneficios nada despreciables (la ausencia de efectos secundarios), para toda la población y donde no existen interacciones ni contraindicaciones.

Es difícil no imaginar el final de la historia, comprarlo.

Para ser críticos podríamos empezar por cuestionar al pobre científico, si era un visionario o un simple loco más de su tiempo, para continuar con su metodología imposible, diluir una sustancia hasta 30 veces.

Algo más sobre Homeopatía

Está demostrado matemáticamente que esa sustancia es inexistente y el único valor que nos queda por pensar será: “que el agua tenga memoria”, que es como pensar que la echadora de cartas tiene razón y vas a recibir un día de estos un golpe de suerte… tu espera y verás!

La Evidencia científica de los beneficios de la Homeopatía en la salud son inexistentes, tan sólo cabe pensar en un efecto placebo, nada más científico.

Lo alternativo posee ese punto de atracción y despreciar la labor de las empresas farmacéuticas que invierten millones de euros en investigaciones para nuestra salud no es del todo justo.

Desde que un fármaco se investiga hasta que llega a nuestras farmacias, hay un largo camino

Desde que un fármaco se investiga hasta que llega a nuestras farmacias, hay un largo camino que dura diez años y mil protocolos que cumplir, para que el día de mañana tengamos a nuestra disposición ese tan odiado prospecto con letra imposible pero tan necesario para nuestra seguridad.

Nos quejamos que nuestros jóvenes investigadores emigran, que no tienen futuro, pero nos hemos preguntado si les estaremos ayudando nosotros por no estar bien informados, por dejarnos llevar y no utilizar nuestra capacidad crítica. Ya, pero es que en Europa, concretamente en países como Suiza, Alemania, Reino Unido existen hasta hospitales y la homeopatía forma parte del seguro de salud nacional.

También es donde residen las industrias homeopáticas más importantes y es una potente industria que cuenta con un importante apoyo político y de los ciudadanos.

Sin embargo en los últimos informes de Reino Unido, ya existe un acuerdo para retirar la financiación de éstos productos por su ineficacia y en Australia afirman que la homeopatía no debería ser usada en tratamientos crónicos o graves. En otros países como Francia la crítica va en aumento.

El miedo es un juego peligroso y deberíamos preocuparnos por invertir mucho más, España envejece y medicarnos con bolitas hechas de azúcar cada tres horas, pensando que en el mejor de los casos nos va a quitar el gripazo típico del mes de enero, no es muy alentador.

Sin embargo, esa capacidad autocrítica la tenemos también que llevar hasta las empresas farmacéuticas y luchar por la delgada línea de beneficios empresariales e investigación solvente. Actualmente no van de la mano y debemos atender a esas enfermedades que son minoritarias y no tan rentables.

Nuestra salud es demasiado importante como para andar jugando a magos y curanderos del siglo XXI por muy sofisticado que nos lo quieran poner.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Dejar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR