Educación nutricional: Una tarea pendiente

educación nutricional

Desde que un niño nace sus padres son los principales encargados de su alimentación y educación nutricional y son los responsables de que esta sea adecuada.

La educación nutricional empieza en la lactancia materna y continúa con la introducción adecuada de los alimentos y los productos que les ofrecemos.

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.

En España tras los 4 meses de baja maternal es difícil combinar la lactancia con la vida laboral aunque sí que hay la opción de extraer la leche y guardarla. También se puede combinar la lactancia materna con artificial cuando la leche materna es insuficiente o hay que ausentarse por unas horas.

En cuanto a las leches infantiles es muy importante fijarse en la etiqueta y comprobar que son sin azúcares añadidos y sin miel y no están nada recomendadas las que tienen galletas o cacao añadido ya que estas tienen una alta cantidad de azúcar.

Tras el destete empezamos con las papillas de fruta y de verduras, se recomienda que sean caseras y se eviten los potitos procesados, que se dejaran para ocasiones que sea imposible preparar la comida.

Para muchos padres introducir las verduras a sus hijos es una tarea complicada y una lucha constante. Hoy vamos a intentar dar unos consejos.

Algo muy importante a tener en cuenta en cuanto a la educación nutricional es que si desde pequeños se les acostumbra a sabores muy dulces como bollería, leches infantiles con azúcares añadidos, batidos, zumos procesados, postres lácteos azucarados… la verdura no les gustará ya que su sabor no es tan llamativo como el de los productos procesados.

Comer alimentos verdes no tiene que ser raro

Desde pequeños tienen que ver en casa que “lo verde” es lo habitual, además de ver a los adultos comer productos verdes, sus cremas de verduras en algunas ocasiones deben ser verdes, aunque evitando el exceso de algunas verduras como comenta Julio Basulto en este post.

Hasta los 3 años no debemos abusar de las espinacas y acelgas pero podemos hacerles hamburguesas de espinacas y pollo, son muy fáciles de comer y tiene un sabor suave ya que tiene poca cantidad de espinacas y se pueden acompañar con patata cocida triturada o un pisto casero.

Otra opción son los espaguetis de calabacín o zanahoria son fáciles de hacer en casa con un espirilizador y las primeras veces los podemos hacer tipo boloñesa para esconderlos o mezclarlos con pasta.

La tortilla de patata y calabacín es una idea muy buena que además de introducir una verdura en la receta ayuda a que sea menos calórica. Otra opción es hacer la patatas al microondas.

educación nutricional

Eliminar las salsas de bote

Usar siempre tomate frito casero con cebolla y pimientos y si los trocitos no les gustan se puede triturar, lo bueno de esta receta es que se puede añadir a muchos platos y hacer mucha cantidad y congelar.

El pisto de verduras también es una buena opción de salsa, se puede hacer con todo tipo de verduras y luego triturar y añadírselo a unas patatas fritas en aceite de oliva caseras, a un plato de pasta o de relleno de una lasaña.

Bechamel de calabacín es una buenísima idea y se puede añadir a lasañas, pastas o pasteles de verduras o pescado.

Salsa de zanahoria con cebolla o salsa de yogur son buenas ideas para acompañar un filete. También el guacamole suave es una buena idea como aperitivo.

¡En Verano helado y granizado casero!

Los helados caseros son muy fáciles y se pueden hacer con los niños, ellos pueden pelar y trocear la fruta con un cuchillo infantil y añadir a la thermomix o batidora y ya del resto se ocupa el adulto.

Os dejamos varias recetas:educación nutricional

 

 

Ideas para el cole y tiempo libre

¡Fruta y más fruta! La mayoría de los días todos los niños deberían llevar fruta al recreo, playa o al parque. Hay muchas opciones y son fáciles de comer como un plátano, fresas cortadas, sandia, melón, melocotón, mandarinas peladas…. También zanahorias cortadas en tiras es una idea que les encanta.

Otra opción es un lácteo, pero debemos evitar los azucarados siempre mejor naturales o con frutas.

En los bocadillos evitar el pan que entre sus ingredientes este el azúcar y aditivos. Pueden ser de tomate y jamón cocido o pavo extra, queso fresco … Si son más mayores se les puede poner lomo o jamón serrano los dos cortados finos y pequeños.

En casa podemos hacerles formas con las frutas como una palmera de plátano y kiwi, bolitas de melón y sandia…

Recuerda que nuestras decisiones de compra y hábitos de vida se van a reflejar en la salud de nuestros hijos, tenemos que tener en cuenta que la educación nutricional forma parte de su día a día.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Dejar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR