Retención de líquidos, otro síntoma del verano.

Retencion-de-liquidos-verano

La retención de líquidos es esa sensación de hinchazón, de bolsas en los ojos, de distensión abdominal y de pies que se juntan con los los tobillos, son síntomas que todos nosotros hemos experimentado alguna vez.

Estamos hablando siempre de casos que no forman parte de un cuadro clínico, que esté relacionado con trastornos circulatorios o enfermedades de algunos órganos importantes como son los riñones.

¿De dónde proviene ese aumento tan considerable de volumen de un día para otro?

Nuestro organismo está permanentemente ajustando los volúmenes de líquidos a través de un sistema de hormonas para que sea constante. Así cuando ingerimos más líquido de la cuenta se ponen en marcha el mecanismo para eliminarlo, bien a través de las glándulas sudoríparas o por la orina.

Pero la retención de líquidos que todos experimentamos en alguna ocasión tiene que ver con otros factores externos más relacionados con la dieta, estrés, fármacos y hasta la climatología que también afecta.

En el caso de la dieta el uso de la sal o productos procesados como embutidos, quesos y patés pueden ser la causa más que justificada de levantarnos con esas bolsas en los ojos debido a la acumulación de líquidos.

El Ministerio de Sanidad recomienda que el consuma de sal sea de 5 g. al día, lo que equivale a una cucharadita de café.

La temperatura exterior también ayuda y si tu profesión requiere que estés de pie casi toda tu jornada laboral, es probable que acabes al finalizar el día con el retorno venoso un poco más lento de lo normal.

Si estás embarazada o tienes sobrepeso también influyen en la hinchazón…

Las mujeres que ovulan siempre sufren alguno de estos episodios de hinchazón los días previos o posteriores a la menstruación.
¿Qué podemos hacer para mejorar o disminuir los efectos de la retención de líquidos?

Retencion-de-liquidos-verano-frutas– Ejercicio físico.
– Dieta baja en azúcares refinados.
– Nada de alcohol.
– Consumir agua durante todo el día.
– Disminuir los alimentos procesados.
– Condimentación sencilla y controlando el contenido en sodio serán claves para no retener líquidos.

Consumir frutas como;

  • Sandía, Melón, Piña, Papaya, Aguacate…

Verduras que contienen potasio y nos ayuda a  mantener el equilibrio homeostático y nos ayudará también para eliminar líquidos;

  • Espárragos, Alcachofas, Berros…

-No utilizar ropa ajustada.
Y quizás, concluir con un masaje llámenlo como quieran, drenante,  presoterapia, plataforma vibratoria…el beneficio es relajarse y conseguir sentirse aliviada y menos hinchada por unos momentos.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Dejar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR